Add the user menu block here or your own custom code

×
×

Arte y Cultura

Mediante la fotografía me acerco a las diversas manifestaciones del Arte, esmeralda de la Cultura y crisol donde se subliman todas las emociones humanas en donde me integro mediante le lente como extensión de mis sentidos y no solo disfruto sino que además captura todo aquello que me interese profundamente y que tiene que ver con lo que me sorprende y maravilla, lo que aprecio, deseo o disfruto estéticamente. Me interesan los temas relacionados con la naturaleza del ser humano y su esencia.

Sinaloa día a día se va colocando en un nicho muy importante a nivel nacional por el gran nivel de eventos culturales y artísticos que presenta, tanto en la música, la danza, la proliferación de grupos artísticos y culturales, en la pintura, la literatura, galerías multidisciplinarias y ambientes bohemios que se pueden vivir en las plazuelas de las principales ciudades del Estado.

Las imágenes que les comparto nos muestran grupos folklóricos regionales, grupos de danza internacionales, orquestas sinfónicas estatales así como artistas nacionales e internacionales y expresiones del arte plástico en recintos culturales y centros de convenciones.

Nada más valioso que el Patrimonio del que somos herederos, a continuación les puntualizo la diversidad con la que cuenta nuestro Estado en este segmento tan importante:

El patrimonio cultural de Sinaloa se conforma por los bienes que, producto de la capacidad creadora del sinaloense de todos los tiempos, ha realizado en todos los ámbitos: el hombre y la mujer del norte, los que habitan el sur, lo mismo que los del centro; en la sierra, en los valles y en la rica llanura costera.

Nuestro patrimonio son los productos de nuestra cultura que a través del tiempo, distintas generaciones nos han legado, que como herederos tendremos el deber y la responsabilidad de salvaguardar, pero que igualmente tenemos el derecho de enriquecerlo, integrando en él todos aquellos productos de cultura que en el presente se crean y a los que la sociedad les adjudica una singular connotación histórica, científica, simbólica o estética.

Es la herencia recibida de nuestros ancestros, las evidencias de la historia, de la concepción del universo, forma de vida y de su manera de ser.

Asimismo es el legado que habremos de heredar a las generaciones del futuro.

El patrimonio intangible es constituido por esa parte invisible que radica en el espíritu mismo de la sociedad. El conocimiento, la memoria histórica, sus saberes, las técnicas y concepción del mundo y de la vida se fundamentan en la tradición oral de los pueblos. Comprende el cúmulo de atributos distintivos, espirituales, intelectuales y afectivos que identifican a un grupo social y que, más allá de lo material, involucra los usos y costumbres, los modos de vida, así como los derechos fundamentales del ser humano, los valores, las tradiciones y sus cosmovisiones. Estos rasgos suelen ser de naturaleza dinámica, con una clara capacidad para transformarse que la anima. Constituyen el patrimonio inmaterial los ritos, los mitos y leyendas, la poesía, la medicina tradicional, la gastronomía, la lengua, la música, las tecnologías tradicionales, así como las danzas y los bailes populares, entre otras tantas manifestaciones.

El patrimonio tangible mueble se refiere a todo objeto, sea arqueológico, histórico, artístico, etnográfico, tecnológico o religioso, además de los productos artesanales y las herramientas y utensilios de uso cotidiano, que por sus características y dimensión fácilmente pueden portarse o transportarse. Por su valor histórico y cultural son indicativos testimoniales de una época y un y una función específica, por ello, entonces de relevancia para la historia y la conservación de la diversidad cultural de nuestro pueblo. Entre ellos están los documentos manuscritos o impresos, libros, artefactos, utensilios o herramientas, fotografías, grabaciones, películas, documentos audiovisuales, artesanías y cualquier otro objeto que sea una evidencia para la historia.

El patrimonio tangible inmueble está constituido por los lugares, edificaciones, obras de ingeniería civil, complejos industriales, conjuntos arquitectónicos, monumentos y zonas de monumentos de interés o relevancia arquitectónica, arqueológica, histórica, artística o científica. Estos bienes culturales, son inmuebles pues corresponden a obras o productos humanos que por su constitución no pueden ser trasladadas de un lugar a otro, ya sea porque son estructuras o edificaciones, o porque están en indisoluble relación con el terreno.